PF Chang’s – Asian Favorites

Pablo Berruecos
Pablo Berruecos
6 Min Read

Una característica fundamental de la cocina asiática es que la comida  no es una cuestión funcional, sino que conlleva un significado más  profundo. La actividad de preparar la comida y el tiempo dedicado a  consumirla son parte integral de la vida familiar y social. Comer es  tradicionalmente una acción que se realiza en compañía, compartiendo platillos y platicando alrededor de la mesa. P.F. Chang’s siempre ha  buscado trasladar esta característica a la experiencia de comer en  cada uno de sus restaurantes o de pedir a domicilio: Queremos que  todas las comidas sean momentos extraordinarios con la gente que te  rodea.

Quiere celebrar tres de los platillos más icónicos de su menú reuniéndolos en un plato especial llamado Asian Favorites. En el restaurante, se podrá  disfrutar acompañado de tres cocteles seleccionados especialmente  para maridar a la perfección. 

Mongolian Beef, Pad Thai y Kung Pao Chicken son los platillos elegidos,  tanto por su popularidad entre los invitados a lo largo de los años, como  por ser tan representativos de los sabores dulces, cítricos y especiados  de regiones asiáticas como Tailandia y Sichuan y Hunan de China.

- Advertisement -

A pesar de los factores comunes de la cultura asiática a la hora de comer,  la cocina en diferentes países de Asia presenta características y personalidad única, incluso dentro de un mismo país varía de una región a otra ya que  existen diferentes tradiciones derivadas de la historia, geografía y clima, si  es una zona urbana o rural, etcétera. 

En el norte de China, por ejemplo, la base de la cocina es el trigo, por lo  que predominan los fideos y dumplings con carne y verduras, mientras  que en el sur del país es más común encontrar platillos en los que domina  el arroz.

El Kung Pao Chicken, un clásico en el menú de P.F. Chang’s, es un buen  ejemplo de lo arraigado que un platillo puede estar a la región donde se  originó. Según la leyenda, el platillo fue creado por un gobernador de la  provincia de Sichuan durante la dinastía Qing que disfrutaba comer pollo  y cacahuates, así como los sabores condimentados, y dedicaba tiempo a  experimentar en la cocina. Originalmente, el Kung Pao Chicken era una  exquisitez exclusiva en la casa del gobernador, pero con el paso del  tiempo se convirtió en un platillo popular en la provincia, bautizado en  honor de esta persona, cuyo título oficial era “Kung Pao”. 

Dándole un toque único a la receta original, el Kung Pao Chicken de P.F.  Chang’s es un pollo laminado, ligeramente crujiente por fuera, que se  termina de preparar en el wok.

Mientras la principal distinción en la cocina china es entre el norte y el sur,  en Tailandia es posible distinguir cuatro diferentes “regiones culinarias”: el  norte, el noreste, el centro y el sur. Aunque todas se caracterizan por el  uso de condimentos y hierbas como cilantro, cúrcuma, ajo, grano de  pimienta, comino y clavo, en el norte el sabor es más suave que en el  centro, en el sur sobresale el curry, y en el noreste es donde es posible  encontrar los platillos más cercanos a los orígenes gastronómicos del país. 

El Pad Thai, un ejemplo fundamental de la comida tailandesa alrededor  del mundo, tiene su origen en la zona central de este país. El primer dato  curioso de este platillo es que es más popular internacionalmente que  entre la gente local; un truco empleado por los tailandeses para identificar  un buen restaurante en otros países es probar antes que nada el Pad Thai.  El segundo, es que sus orígenes tienen una fuerte influencia china, algo  evidente por el salteado durante la preparación. Aunque no existe una  forma “correcta” de cocinar Pad Thai, los elementos que no pueden faltar  son carne (cerdo o pollo) o camarón, tamarindo, salsa de pescado,  cacahuates y por supuesto los fideos de arroz. El Pad Thai de P.F. Chang’s  se distingue por su sabor ligeramente cítrico.

Por último, la cocina mongola se caracteriza por el uso de carne como  ingrediente principal en la comida y en la cena. Los platillos tradicionales  tienen su origen en el estilo de vida nómada, la cría de animales y las  condiciones climáticas. Debido a la cercanía geográfica con China y Rusia,  la influencia de la cocina de estos países es evidente, como en el caso del  Mongolian Beef, una mezcla perfecta entre el amor por la carne y el estilo  chino de cocinar a la parrilla. 

El Mongolian Beef de P.F. Chang’s es un clásico que se ha servido en el  restaurante desde sus inicios, por lo que tiene un puesto de honor entre  los platillos favoritos, con sus láminas de carne caramelizadas en una salsa  oscura acompañadas de cebollín, con un toque muy fresco. 

No pierdas la oportunidad de disfrutar este verdadero paseo culinario por  Asia en P.F. Chang’s, de Tailandia y a las regiones de Sichuan y Hunan en  China.

 

Share this Article
Follow:
Productor de TV - Especialista en Nuevas Tecnologías - Editor y Dir. Comercial de los blogs de ONE Digital - Monchi Time es para compartir Antojos de la Vida, con Estilo.
Leave a comment